Asociación de Personas con Lesion Medular
y
otras Discapacidades Físicas
 
   Inicio      Lesión Medular      Niveles
Documento sin título
 
NIVELES DE LESIÓN

Las lesiones que se producen en los niveles cervicales producen generalmente una tetraplejía, que quiere decir que se afectan las cuatro extremidades. El paciente no puede mover, o tiene alteraciones en la movilidad de los brazos, las piernas y el tronco. También se acompaña de trastornos en la sensibilidad y en las funciones urinaria, intestinal y sexual, así como en el sistema vegetativo. Si son lesiones muy altas pueden producir incluso parálisis de los músculos respiratorios.

A niveles más bajos (torácico y lumbar) se produce una paraplejía que afecta sólo la movilidad y sensibilidad de las piernas.

La lesión en el cono medular o la cola de caballo no suele afectar a la movilidad, pero estas lesiones (como todas las anteriores) tienen alteraciones en distinto grado de la sensibilidad y de las funciones urinaria, intestinal y sexual.

LESIONES COMPLETAS E INCOMPLETAS

Se llaman lesiones completas a aquellas en que no existe ninguna capacidad de movimiento ni sensibilidad por debajo de la lesión, y la médula está dañada en todo su espesor. Las incompletas son las que tienen dañada sólo una parte del espesor total de la médula, y persiste alguna capacidad de movimiento o sensación por debajo de la lesión, aunque sea mínima. Pueden conservar la sensibilidad en alguna parte del cuerpo o poder mover aceptablemente las piernas; la mayoría de los lesionados están entre esos dos casos, aunque existen muchas más variantes.

Esta es una división importante ya que el pronóstico de la lesión, y los síntomas que produce pueden ser muy diferentes en cada caso.

Tras la lesión aguda existe siempre la posibilidad de recuperación de, al menos, parte de la movilidad. Esto es más frecuente y posible en las lesiones incompletas, tanto en las que tienen conservada alguna sensibilidad como en las que persiste alguna capacidad motora después de la lesión.

Esta posible recuperación es más frecuente durante las primeras semanas o meses tras la lesión. Es muy difícil decir cuánto tiempo es posible esperar que nuevos músculos se recuperen, pero en la mayoría de los casos, y si no existen complicaciones añadidas que retarden el proceso, la principal mejoría esperable se produce en los seis primeros meses, y más o menos hasta pasado un año de la lesión.

Tras este tiempo, sólo en pocos casos se producen mejorías importantes de la movilidad. Aunque hemos dicho que globalmente las lesiones incompletas pueden tener mejor pronóstico, la predicción de su evolución es también más difícil e incierta porque en que cada paciente es totalmente diferente. Por tanto, no se puede decir que sea mejor una lesión incompleta que una completa. Las lesiones incompletas, además de la incertidumbre sobre su futuro, presentan otras complicaciones como dolor, más espasticidad, espasmos, y otros síntomas, de los que nos ocuparemos más tarde.

 
 
 
 

 




Encuentra todos los establecimientos accesibles