Asociación de Personas con Lesion Medular
y
otras Discapacidades Físicas
 
   Inicio      Lesión Medular      La sexualidad de la mujer
 

LA SEXUALIDAD DE LA MUJER PARAPLÉJICA

La mujer parapléjica plantea muchos menos problemas que el hombre con lesión medular, con lo que su rehabilitación sexual suele ser mucho más fácil, ya que no necesita de una erección no de la eyaculación para mantener un contacto sexual. Incluso si es una mujer joven, en edad fértil, podrá quedarse embarazada sin mayores problemas, con la única salvedad de que en estos casos las revisiones ginecológicas periódicas deben ser observadas escrupulosamente y, en el caso de lesiones dorsales altas o de tetraplejías, habrá que tener especial cuidado en la prevención de procesos catarrales o de cualquier otra índole que agraven aun más la dificultad respiratoria de estas pacientes, máxime en situaciones en las que el diafragma se encuentra comprimido por el crecimiento del feto.

La mayor parte de la problemática sexual que presentan las mujeres con lesión de la médula espinal, derivará de la falta de concienciación orgásmica genital. Sin embargo en la lesionada medular es mucho más fácil conseguir respuestas pseudoorgásmicas, mediante el estimulo continuado de las mamas y pezones (cuando estos han escapado a la lesión) ya que hay en ellas un enorme potencial erógeno.

De todas formas, y aunque parece ser cierto que la mujer con lesión de la médula espinal plantea muchos menos problemas físicos que para su adaptación sexual que el parapléjico, ésta tiene sin duda alguna, mucho más condicionantes psicológicos para acceder a la misma. Estos condicionantes están ocasionados porque la lesión medular provoca, habitualmente, un mayor daño en su imagen corporal y, por tanto, una pérdida mayor de su autoestima.

Una de las preguntas que con mayor profusión hacen estas pacientes, se refiere fundamentalmente al tipo de contraceptivo más aconsejable en relación a su lesión. No siendo partidario de los medios de interrupción del coito, al igual que los métodos de abstinencia periódica (temperatura basal, ogino, moco cervical, etc.); otros métodos, tales como el diafragma, no se consideran indicados ya que la falta de sensibilidad de la mujer parapléjica impedirá que ésta se de cuenta de una mala colocación del mismo, con lo que el peligro de que el método falle se eleva ostensiblemente.

Por su parte con el uso de anticonceptivos hormonales orales deben tenerse en cuenta, las interacciones con otros medicamentos (por ejemplo con algunos laxantes y antibióticos, muy utilizados por las lesionadas medulares), así como su contraindicación ante alteraciones vasculares (tromboflebitis, varices, etc), por lo que es de primordial importancia un estudio minucioso vascular antes de recomendar esta práctica. Los dispositivos intrauterinos (DIU), no son aconsejados, ya que la falta de sensibilidad facilitaría que se obviase una mala colocación del mismo o una inflamación provocada por el sistema, con los graves trastornos que esto podría acarrear.

La ligadura de trompas podría ser un buen método siempre y cuando la pareja lo tenga firmemente pensado y decidido. A juicio de muchos expertos, y pese a entender que cada caso debe ser valorado aisladamente, se considera que el Preservativo bien lubricado y con espermicidas es el método anticonceptivo más adecuado en este tipo de mujeres, ya que el uso de éste y de alguna crema espermicida como lubricante del preservativo no solo aumentará la eficacia del método sino que impide irritaciones vaginales.

 
 
 
 
 

 




Encuentra todos los establecimientos accesibles